Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Te sucede que entre las prisas de las mañanas, no te da tiempo de preparar un desayuno y eliges opciones poco saludables? ¿O estás cansad@ de preparar siempre los mismos platillos para desayunar? Lo cierto es que el desayuno es una comida fundamental y vale la pena enfocarnos en que sea muy saludable. Aquí te compartimos algunas claves para que tus desayunos sean diversos y sanos.  ¿Conoces a alguien que desayuna postres? Algunos de los desayunos más populares en realidad son postres: hot cakes o waffles con jaleas, yogures azucarados con jarabes, hojuelas de cereal cubiertas de azúcar, muffins comerciales, pan de caja tostado con mermelada, barras de granola, sandwiches comerciales, etc. Son las opciones más fáciles de conseguir y la publicidad nos dice que son los alimentos indicados para el desayuno. También se nos ofrecen versiones que pretenden ser saludables, fortificadas con vitaminas añadidas o preparadas con harinas integrales. Sin embargo, el efecto que tienen estos alimentos en nuestro cuerpo es similar al que tendría desayunar una rebanada de pastel. No sólo tienen grandes cantidades de azúcar, sino que suelen estar llenos de aceites vegetales hidrogenados, saborizantes, aditivos y preservativos. Además, muchas veces son bajos en nutrientes reales. El estómago queda saturado, pero

Existen múltiples mitos alrededor de los horarios del desayuno. Hay quienes dicen que es necesario desayunar a más tardar media hora después de que despiertas; otros dicen que es mejor dejar pasar varias horas de ayuno y retardar el desayuno lo más que puedas. Muchos dicen que el desayuno es la comida más importante del día; otros dicen que te lo puedes saltar sin problema.  ¿Cuál es la opción correcta? Todo depende de tu organismo. ¿Qué pasa si no desayunas? En rigor, no hay manera de que no desayunes. Des-ayunar significa “dejar de ayunar”, romper el ayuno nocturno. El primer alimento sólido que entre a tu organismo durante el día es tu desayuno, aunque lo comas a las 5 de la tarde o a las 8 de la noche. La pregunta es: ¿cuál es el horario que más le conviene a tu organismo para desayunar? La respuesta es diferente para cada persona (y puede ser distinta cada día). Una clave importante es que nuestra digestión fluctúa junto con los ritmos del sol, porque los ritmos de nuestro cuerpo están alineados con los ciclos naturales. Nuestra producción de hormonas y neurotransmisores, nuestra capacidad digestiva y las funciones que lleva a cabo nuestro cuerpo son distintos de acuerdo a

Quizás has escuchado que caminar descalzo sobre la tierra tiene beneficios para la salud, como reducir el estrés oxidativo, la inflamación y el dolor. Pero, ¿están comprobados estos beneficios? ¿tienen fundamento científico o sólo son creencias? Y si están comprobados, ¿cómo se practica? Sigue leyendo para aclarar estas dudas y aprender cómo recibir todos los beneficios de esta práctica.  ¿En qué consiste el grounding o earthing? Se trata de permitir que nuestra piel tenga contacto directo con la tierra o con el agua en un espacio natural. La forma más sencilla es simplemente caminar descalzos sobre la tierra, el pasto o la arena.  ¿Cómo funciona? Tal vez has escuchado a alguien decir que un aparato eléctrico —como una televisión o un radio— necesita “hacer tierra” para que la señal se mantenga estable. Cuando algo tiene una carga eléctrica y se conecta a la tierra, la tierra “toma” una cantidad ilimitada de electrones y así neutraliza ese potencial eléctrico.  Nuestro organismo también tiene una carga eléctrica (por ejemplo, la actividad de nuestro cerebro, corazón y neurotransmisores depende de señales eléctricas), pero nuestro cuerpo rara vez hace contacto con la tierra. Usualmente utilizamos zapatos con suela de goma (que no conduce la electricidad) y pasamos el día dentro

¿Te pasa que después de un día largo y agotador, lo que más deseas es relajarte un momento en el sofá, mientras bebes una copa de vino? Quizá has escuchado que el vino es rico en antioxidantes llamados polifenoles —como el resveratrol y la quercetina— que ayudan a retrasar el envejecimiento de las células y de la piel, además de que protegen el corazón y el cerebro.  Es cierto que beber una copa de vino es una elección más saludable que otras opciones de alcohol. Es mucho mejor que beber un cóctel repleto de azúcar, como los que están mezclados con jugo comercial de frutas, con refresco o con algún jarabe. Junto con algunos licores puros —como el tequila, el vodka o el mezcal—, el vino no provoca una subida drástica en la glucosa de la sangre. Además, mientras lo bebes es probable que sí tenga un efecto relajante momentáneo. Si a esto le añadimos los beneficios antioxidantes, podríamos creer que es ideal beber una copa diaria, ¿no es así? La evidencia parece indicar que no. Estas son algunas razones: Es común beber más de la cantidad que algunos consideran segura, sin darnos cuenta.  Algunas fuentes sugieren que es seguro beber una copa diaria

¿Sabías que los colores de las frutas (y de las verduras) también anuncian la clase de nutrientes que contienen? El color intenso de las granadas proviene de su alto contenido de polifenoles, una clase especial de antioxidantes.  Es una de las frutas más altas en polifenoles, junto con los blueberries, las zarzamoras, las uvas y otros frutos de color oscuro. Otros alimentos ricos en polifenoles son el cacao, el aceite de oliva, las semillas de chía, las espinacas, la col morada y las hierbas y especias medicinales.  Aquí te contamos cuáles son los beneficios de las semillas de granada y compartimos un par de recetas para aprovechar sus propiedades en tu cocina, en especial ahora que atravesamos el verano —su temporada más abundante— en el hemisferio norte.  ¿Qué son los polifenoles? Son como la “medicina” de las plantas. Son compuestos que las plantas producen cuando padecen estrés o están expuestas a alguna amenaza —como el ataque de una plaga, una inundación o exceso de sol. Cuando las raíces perciben estas señales de estrés, producen una molécula parecida al azúcar que atrae a ciertos microbios. Y cuando estos microbios se acercan, provocan que las plantas produzcan la sustancia curativa que necesitaban. Algunos polifenoles sirven como

Elegir las mejores fuentes de proteína animal puede ser confuso al escuchar términos como “alimentado con pasto”, “orgánico”, “de rancho” o “sin antibióticos”. ¿Cuáles son las diferencias? ¿Cuáles son las opciones más saludables? Aquí revisamos algunas claves para que puedas tomar las mejores decisiones. ¿Cuáles son las proteínas animales más saludables? Son alimentos que provienen de animales que fueron criados en las mejores condiciones: En su hábitat natural (o lo más parecido posible), al aire libre, con libertad de movimiento (y no en condiciones de hacinamiento, en bodegas o jaulas).Recibieron la alimentación que les corresponde naturalmente (en lugar de subproductos de desecho o alimentación industrial)No recibieron antibióticos (para atender infecciones provocadas por malas condiciones en los criaderos) ni hormonas o promotores de crecimiento (para acelerar su engorda o la producción de leche, por ejemplo).No fueron alimentados con granos, alimentos genéticamente modificados, productos industriales o con vegetales cultivados con altos niveles de pesticidas y fertilizantes. No recibieron maltrato, no vivieron en condiciones de estrés y el proceso para sacrificarlos fue lo más ético posible. Se usaron prácticas menos contaminantes, los desechos se manejaron de forma responsable y se promovió la agricultura regenerativa, sin modificación genética. Cuando estas condiciones se cumplen, los productos de origen animal: Tienen un contenido

Obtener vitaminas, minerales y nutrientes directo de nuestros alimentos es siempre la estrategia más esencial. ¿Por qué? Porque los alimentos enteros son mucho más complejos que una pastilla y contienen cientos de nutrientes adicionales, como antioxidantes, carotenoides, flavonoides y minerales.   Por ejemplo: las fresas son ricas en vitamina C, pero también contienen potasio, folato, zinc, manganeso, cobre, magnesio y vitamina K, además de otros compuestos que trabajan en equipo. Los beneficios que nuestro cuerpo obtiene al recibir estos nutrientes juntos son mayores que si recibiera algunos por separado, en cápsulas. Además, al recibirlos en su forma natural, los absorbe en mayor cantidad y los puede aprovechar mejor. La naturaleza es sabia.  ¿Otras ventajas de elegir alimentos antes que suplementos? Es más económico ¡y más sabroso! Por supuesto, los suplementos también tienen su lugar. Un suplemento de excelente calidad puede ayudarte a atender temas específicos o malestares puntuales. Es como tener a un equipo de especialistas que entra a tu cuerpo a hacer ajustes en su química interna. Un buen profesional de medicina funcional (como el equipo de beboon) puede ayudarte a mejorar tu alimentación y complementarla con una estrategia individual de suplementos específica para ti.  Aquí te contamos cuáles son las fuentes naturales de

Los suplementos pueden ser grandes aliados de nuestra salud, pero sólo si son de calidad impecable. Cada año se revelan listas enormes de suplementos que no contienen lo que prometen o que contienen ingredientes nocivos que no se reportan en la etiqueta.  Estas son algunas guías que pueden ayudarte a encontrar un suplemento de buena calidad: ¿Promete resultados milagrosos?Es común encontrar productos que prometen resultados inmediatos —como pérdida de peso, aumento de músculo o del desempeño sexual— que contienen ingredientes no reportados (como esteroides o fármacos con efectos secundarios).¿Hay información disponible sobre el origen de los ingredientes?Lo ideal es que provengan de alimentos naturales, con el menor procesamiento posible, pues así nuestro organismo puede reconocerlos y aprovecharlos mejor, es decir, tienen mayor “biodisponibilidad”. En cambio, hay ingredientes que se elaboran en laboratorios que nuestro cuerpo no puede reconocer y que simplemente desecha al ir al baño.Los fabricantes que están realmente comprometidos con la calidad de sus suplementos suelen compartir información sobre su origen: en dónde son cultivados estos alimentos, con qué características, cuál es el proceso que siguen, etc.¿Contiene alérgenos, rellenos o ingredientes modificados genéticamente?La etiqueta debería indicar si el suplemento está libre de los alérgenos comunes como trigo, soya, huevo, lácteos,

¿Has imaginado cuántos años vas a vivir? ¿O si tendrás enfermedades o malestares cuando seas mayor? Quizá tu referencia inmediata sea la edad que alcanzaron tus abuelos o tus padres y cómo vivieron esos últimos años. Es frecuente pensar que nuestros genes son el factor más decisivo cuando se trata de longevidad y salud. Sin embargo, hay estudios que analizan pares de gemelos idénticos (con los mismos genes) para identificar si esto es cierto. Y han encontrado que los genes sólo influyen en un 20% en qué tan larga y saludable es la vida de una persona. El otro 80% depende de su estilo de vida. Es una buena noticia: el 80% está en nuestras manos: no sólo para vivir más años, sino para vivir con mayor calidad de vida (por eso queremos retrasar el envejecimiento, los malestares y las enfermedades). No se necesitan estrategias complicadas. Otros estudios han encontrado que quienes siguen las conductas saludables más comunes viven en promedio 12 o 14 años más que el resto de las personas. Esto incluye mantener un peso saludable, hacer ejercicio, no fumar, no beber en exceso, dormir suficiente y comer bien. Por supuesto, si ya llevas a cabo esas conductas saludables básicas, hay prácticas

Los días de verano pueden ser la oportunidad perfecta para animarte a probar las duchas de agua fría. No necesitan ser muy largas y pueden ser muy benéficas para ti. Aquí te contamos algunos de sus beneficios y cómo puedes empezar a incorporarlas en tus días. ¿Por qué agua fría? Porque es un tipo de estrés que puede hacerte más fuerte y retrasar el envejecimiento. Hay estresores saludables y breves —como el ayuno intermitente, el ejercicio intensivo en intervalos cortos o las duchas de agua fría— que estimulan los procesos antienvejecimiento en nuestro cuerpo y fortalecen los genes que promueven la longevidad.  ¿Eres de los que están siempre abrigados? Es común defenderse del frío a toda costa: cerrar las ventanas y cubrirse de pies a cabeza en cuanto se siente el viento más fresco, por temor a resfriarnos. Si lo hacemos así todas las veces, nuestro cuerpo no tiene la oportunidad de fortalecerse y de aprender a adaptarse a temperaturas más frías, y entonces es más probable que nos enfermemos la siguiente vez que nos expongamos al frío. En lugar de proteger a nuestro organismo, podríamos estar debilitándolo. Nuestros ancestros estaban preparados para hacer frente a temperaturas variables. Venimos de un largo linaje de cuerpos saludables