Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Sabías que la mayoría de los antiácidos están aprobados para utilizarse durante un máximo de 5 semanas? La razón es que suelen afectar tu salud, además de que causan dependencia. En el blog anterior te contamos que entre más antiácidos toma alguien, es más propenso a contraer infecciones digestivas, a padecer alergias, condiciones autoinmunes, cáncer, Alzheimer y otras enfermedades. (Además, en ese blog hay tips para aliviar los síntomas en caso de urgencia.) Además, aunque alivian momentáneamente la acidez y la gastritis, a la larga los antiácidos suelen empeorar la condición del sistema digestivo.  Si estás decidido a dejar los antiácidos, ¡felicidades! Sigue este protocolo para lograrlo.  OJO: Es muy importante que los elimines muy gradualmente, nunca de un día para otro. Entre más tiempo lleves tomándolos, más gradual debe ser tu proceso. CLAVE 1: AUMENTAR La acidez es una señal de tu cuerpo pidiendo ayuda. La ventaja es que con cada bocado puedes ayudarlo. Y cuando le das a tu cuerpo los alimentos sanos que necesita, será mucho más fácil eliminar los que te están dañando. Incluye más: Comida de verdad: fresca, local, orgánicaElige verduras, frutas, raíces, nueces y semillas en su forma más natural, además de carnes y pescados salvajes o de libre pastoreo.  Caldos de huesos o

El reflujo es una de las condiciones digestivas más comunes en México y en el mundo. Ocurre cuando los ácidos del estómago regresan por el tracto digestivo al esófago y provocan una sensación de ardor o dolor en la garganta, el pecho o el estómago. Otras personas sienten simplemente una presión en el pecho o algo atorado en la garganta, sin dolor. ¿Por qué sucede? Muchos creen que la causa es un exceso de ácido en el estómago, pero esta idea es incorrecta y puede afectar a miles de personas que reciben la instrucción de usar antiácidos para aliviar los síntomas.  En la mayoría de los casos (hasta 95%), la causa real está más relacionada con la falta de ácido estomacal, con hernias hiatales y con una microbiota desbalanceada. La microbiota son los trillones de microorganismos que viven en tu sistema digestivo, incluyendo bacterias, virus y otros bichos. Algunas familias de estos microorganismos son benéficas y son esenciales para nuestro cuerpo, pero otras son dañinas.  Una de las funciones del ácido en el estómago es matar a las bacterias dañinas. La mayoría de ellas no pueden sobrevivir más de 15 minutos en el estómago. Por eso cuando tomamos antiácidos y reducimos así la acidez, permitimos

¿Sabías que con solo imaginar una comida que te guste, tu cuerpo empieza a producir enzimas para la digestión? Por ejemplo, si en este momento imaginas que tienes en la mano un limón lleno de jugo, súper fresco y con un olor delicioso, y estás a punto de exprimirlo… es muy probable que ya estés salivando.  Esa saliva contiene enzimas e inmunoglobulinas (anticuerpos) que tu organismo ya está preparando para iniciar la digestión, que es un proceso impresionante. Por eso decimos que la digestión inicia en el cerebro, no en la boca.  A pesar de esto, muchas veces no invitamos a nuestra mente a la hora de comer. No dejamos que el cerebro haga su parte del proceso digestivo: Cuando comemos con prisas o de pieCuando comemos estresados o discutiendo con alguienCuando comemos mientras trabajamos o viendo el celularCuando comemos sin poner atención a los sentidos Cuando comemos sin hambre ¿Cómo ayuda el cerebro a mejorar la digestión? Si comemos con atención, con calma y con consciencia, nuestro cerebro se comunica con todo el cuerpo para activar nuestro poder digestivo. Se produce saliva con enzimas que ayudan a digerir los carbohidratos. El estómago empieza a producir los ácidos que necesita (hay que recordar que la mayoría de

El dolor de espalda se ha vuelto algo tan cotidiano que nos parece normal.  Para algunos aparece por la noche, después de un día especialmente pesado. Para otros surge después de un accidente o una caída y aunque puede disminuir, no desaparece por completo. Según la OMS, más del 70% de las personas que viven en países industrializados ha tenido (o tendrá) un problema de espalda en algún momento de su vida.  Sin embargo, los dolores de espalda son un problema reciente, en especial los de la zona lumbar o la espalda baja. Durante más de dos millones de años, la vida de nuestros antepasados fue completamente distinta a la nuestra. Es solo durante los últimos 250 años que hemos pasado cada vez más horas inmóviles (y sentados). Por eso se dice que el dolor de espalda es un desajuste evolutivo. Nuestro cuerpo evolucionó para llevar una vida activa y necesita movimiento para funcionar óptimamente. Una investigación de la Fundación Británica del Corazón encontró que muchas personas pasan 9.5 horas al día en actividades sedentarias. Si le sumamos las 7 u 8 horas que dedicamos a dormir, esto equivale a pasar más del 70% de nuestro tiempo casi inmóviles.  Y es que no solo el

Si alguna vez has tenido jet lag, seguramente recuerdas cómo se siente estar desajustado.  Te sientes agotado durante el día, con hambre a la mitad de la noche, sin fuerzas en el cuerpo y sin sueño cuando llega la hora de dormir.  Lo extraño es que muchas personas experimentan estos síntomas cotidianamente y no solo cuando hacen viajes lejanos. Muchos se sienten cansados durante el día y necesitan café o estimulantes para sentirse activos; a otros les cuesta conciliar el sueño en la noche, se despiertan continuamente o sienten que no descansan a pesar de dormir 8 horas.  En este video, Dr. Melanie Ortiz explica la fase inicial, intermedia y final del insomnio: Trastornos del sueño / Beboon en YouTube.  ¿Sabías que tenemos un reloj en cada célula del cuerpo? Estos trastornos del sueño están relacionados con un desajuste en nuestro reloj interno.  Durante muchos años se pensó que este reloj estaba ubicado en una pequeña región del hipotálamo, en el cerebro. Sin embargo, ahora sabemos que ése es únicamente el reloj central. En 2017, tres científicos estadounidenses recibieron el premio Nobel por descubrir que casi todas las células del cuerpo tienen su propio reloj.  Por ejemplo, las células de la piel tienen su propio reloj que

¿Sabías que hay cientos de especies de calabazas?  Tienen muchos nombres, como zapallo, auyama, zucchini, courgette, chayote, etc.  Pertenecen a la familia de las cucurbitáceas, que incluye al melón, el pepino, la sandía y otros 800 frutos. Todos estos frutos se desarrollan a partir de las flores femeninas.  Dentro de esta familia, el género Cucurbita es el que engloba a las calabazas e incluye muchas variedades distintas, aunque las que más se usan en la cocina son alrededor de 15. Seguramente las reconocerás al verlas clasificadas como “calabazas de verano” y “calabazas de invierno”: En esta entrevista puedes escuchar a Dr. Patricia Restrepo y Dr. Melanie Ortiz platicando acerca de los beneficios de las calabazas y tips para aprovechar sus cualidades. ¡Dale click aquí para escucharlas! ¡Llevamos miles de años comiendo calabazas! Las calabazas fueron una de las primeras hortalizas que cultivaron nuestros antepasados. Se han encontrado evidencias de su cultivo en todo el continente americano, desde Canadá hasta Argentina. Las evidencias más antiguas se encontraron en cuevas de México de hace 8,000 años. Pero también hay señales de que ya se cultivaban en la India y China, por hallazgos de instrumentos musicales elaborados con ellas en ruinas y tumbas de esas regiones.  Beneficios Las calabazas de verano

Por si aún no lo sabes, nuestro propósito es que TU MISMO tengas las herramientas necesarias para toma el control y EMPODERARTE DE TU SALUD y de la de tu familia! es por esto que en esta ocasión queremos traerte alguna bibliografía muy interesante y que te puede proporcionar información de mucho valor y muy oportuna sobre el SISTEMA NERVIOSO CENTRAL. Bessel van der Kolk The body keeps the score Los efectos del trauma psicológico, conocido también como el estrés traumático. El libro describe las investigaciones y experiencias del autor sobre como las personas nos vemos afectadas por el estrés y el efecto en nuestra mente y cuerpo Wiliam G Timmins, N.D The chronic stress crisis EL libro explica en detalle muchas de las razones comunes que podrían explicar la crisis de la salud en Estados Unidos, incluidos temas como el sobre consumo de granos, toxicidad de metales pesados, hipersensibilidad a químicos, toxinas, entre otros. Te invitamos a leer estos interesantes libros y cuéntanos que tal te parecieron!!

Ahora que está tan extendido el miedo ante el coronavirus, es un gran momento para recordar esta leyenda que se cuenta entre los médicos y científicos. Se dice que cuando estaba agonizando, Pasteur tuvo un momento de lucidez. Primero hay que recordar que Pasteur fue el primero en argumentar que los microbios pueden causar enfermedades. Él desarrolló la técnica de la pasteurización, para eliminar todos los gérmenes de un producto elevando su temperatura.  Se dice que en los últimos días de su vida, Pasteur se dio cuenta de un error en su pensamiento: “¡Me equivoqué! No hay que matar a todos los microbios ni pasteurizar todo. No son los microbios, es el terreno. Es el cuerpo de la persona lo que hay que atender.” Por supuesto, no podemos saber si se trata solo de una leyenda o si en verdad dijo algo parecido. Pero la ciencia está confirmando esta idea. Claro que la higiene es esencial, pero la mejor estrategia no es tratar de matar a todos los microbios (bacterias y virus, incluido el coronavirus), sino fortalecer el terreno en el que viven, que es el cuerpo humano. Cuando un virus llega a un cuerpo fuerte y saludable, no puede multiplicarse y provocar una

Durante mucho tiempo, los médicos pensaban que el mal de Alzheimer no podía prevenirse y mucho menos revertirse.  Hoy sabemos que no es así. El mal de Alzheimer —igual que otras condiciones que afectan al cerebro, como la enfermedad de Parkinson y la demencia— puede prevenirse y también puede revertirse el daño cognitivo asociado con él, en especial si se atiende durante las etapas tempranas. Muchas personas buscan tratamiento cuando el mal de Alzheimer ya es muy evidente. Una vez que alguien recibe el diagnóstico, se asume que no hay mucho que hacer. Se dice que las células y las conexiones de su cerebro se degenerarán cada vez más, hasta perder por completo la memoria y otras funciones cerebrales. Recibirá medicamentos (que no atienden la causa de raíz) y muy probablemente tendrá que ser ingresado en un asilo para recibir cuidados. Pero la historia podría ser muy diferente.  Todos podemos hacer cambios en nuestro estilo de vida para prevenir los daños cognitivos y mantener un cerebro en excelente forma, desde ahora. Además, en cuanto se presenten las primeras señales —décadas antes de que aparezca la enfermedad— podemos trabajar para atender las causas y revertir los síntomas.  Así la demencia, la enfermedad de Parkinson, el mal

Las mito… ¿qué? Aunque aún se habla poco de ellas, las mitocondrias son la pieza clave para la energía de nuestro cuerpo. Son como fábricas de energía pequeñísimas y en cada célula hay cientos o miles de ellas. Los órganos más activos (como el corazón, el cerebro, los ojos, el hígado y los músculos) tienen mucho mayor concentración de mitocondrias. En total, tenemos más de 100,000 trillones de mitocondrias en nuestro cuerpo.  Ellas producen aproximadamente el 90% de la energía de cada célula, a partir de insumos como los alimentos que comemos y el oxígeno que respiramos.  ¿Y cómo es esa energía? No son calorías, pues nuestro cuerpo no funciona con calorías. La energía que producen es una molécula llamada ATP, (adenosín trifosfato). Cada mitocondria tiene alrededor de 17,000  “líneas de ensamblaje” para producir ATP.  Las moléculas de ATP son como el dólar: una célula que tiene una excelente producción de ATP, tiene una buena economía.  Igual que un hogar con buena economía, la célula tendrá recursos para todos los procesos del cuerpo: hacer crecer el cabello, sanar tejidos, reparar los que estén envejeciendo, producir hormonas, activar defensas, etc.  Todas las actividades de nuestro organismo dependen de esta economía de ATP. Por eso a todos nos