Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Has notado que los alimentos etiquetados como “orgánicos” o “saludables” cuestan hasta 5 veces más? Comer saludable no es una moda y no tiene por qué ser tan costoso. Verás que muchos de estos tips ya los practicaban nuestros abuelos y abuelas. Paga por tu comida, no por el envío.¿Sabías que el ajo que compras en el supermercado puede venir desde China, las fresas desde California y los espárragos desde Perú? Una buena parte del precio que pagas es el avión, el barco o el camión que los trajo hasta ti (junto con empaques y logística). Mejor busca un mercado de productores locales en donde vives y compra lo más directo del productor. ¿Sus frutas y verduras no se ven brillantes y perfectas como las del supermercado? No, porque no tienen ceras, colorantes y fertilizantes. Pero suelen tener más nutrientes, más sabor y menos toxinas. Además, son de temporada y suelen estar a mejor precio.  No todo necesita ser orgánico. Si vas a comprar fresas, manzanas y hojas verdes (como espinacas o kale), sí es prioridad que sean orgánicos o de un productor local que no use fertilizantes y pesticidas. Pero si se trata de aguacate, piña o papaya, no es necesario que gastes

El gluten es la proteína que le da al pan una textura esponjosa y suave, mientras que hace que la masa sea pegajosa. El nombre viene del latín y significa “pegamento”. De ahí vienen palabras como “glue” (en inglés) o “aglutinar”. Está presente en el trigo, la cebada y el centeno, pero todos los cereales (como la avena y el maíz) tienen proteínas muy similares.  El gluten (y proteínas similares) suelen causar inflamación y síntomas como estreñimiento, fatiga, ansiedad, anemia, aumento de peso y problemas en la piel —y a largo plazo pueden contribuir a desencadenar enfermedades crónicas como diabetes, esclerosis, tiroiditis, colitis, Alzheimer, Parkinson, autismo, etc.  ¿El “gluten free” es una moda? No. Aunque el pan se consume desde hace miles de años, el trigo y los granos que comemos ahora no son los mismos que comían nuestros abuelos. Para que los cultivos crezcan más rápido y sean más resistentes a las sequías y a las plagas, se han desarrollado granos híbridos que tienen proteínas que no existían antes y en cantidades mucho mayores (¡pueden tener hasta 50 veces más gluten!). También se utilizan de forma masiva pesticidas, fertilizantes y herbicidas como el glifosato.  Además, el trigo ahora pasa por procesos que permiten

Es una práctica que se originó en Japón, llamada shinrin-yoku o “baño de bosque”. Fue llamada así por un biólogo y psicoterapeuta japonés en los años 80, cuando buscaba un antídoto al burnout ocasionado por el crecimiento del trabajo tecnológico. Consiste en adentrarse en la atmósfera del bosque con atención plena, con calma y presencia, y con la intención de relacionarnos con el mundo natural a través de todos nuestros sentidos. El campo de aromaterapia del bosque Cuando caminamos en el bosque (además de que hay mayor concentración de oxígeno), estamos inmersos en el campo de aromaterapia de los árboles.  Son aceites esenciales volátiles —llamados fitoncidas— que emanan las especies vegetales para comunicarse con su entorno. Estos aceites son los que le dan el olor característico a muchas especies de árboles, como el cedro, el pino, el eucalipto, etc. Al producir un aroma penetrante los árboles logran repeler a ciertas bacterias, hongos e insectos que son sus depredadores, mientras que atraen a otras bacterias, hongos e insectos que necesitan para su polinización y desarrollo. Al mismo tiempo, estos aceites aromáticos tienen efectos benéficos en nuestro organismo, como ayudar a reducir el estrés, activar una repuesta de relajación, regular la presión sanguínea, mejorar la actividad de

Hay una gran cantidad de mitos alrededor del colesterol que están basados en hipótesis que ya han sido refutadas. A pesar de que la ciencia y la evidencia muestran que son falsos, estos mitos siguen repitiéndose, incluso en los noticieros y en los periódicos. Hoy revisamos algunas de estas creencias equivocadas. Mito #1: El colesterol es peligroso. ¿Has escuchado a alguien decir que hay colesterol “bueno” y colesterol “malo”? Es una clasificación poco atinada. El colesterol es una substancia que produce nuestro hígado porque es esencial para nuestra supervivencia. Es la materia prima para construir las membranas de todas nuestras células, que son las murallas que las protegen. También es la materia prima para el cerebro y para todas nuestras hormonas (por eso es esencial tener suficiente colesterol para tener buena fertilidad y una menopausia sin molestias).  Por si fuera poco, el colesterol es la substancia con mayores efectos antiinflamatorios y antienvejecimiento que produce nuestro cuerpo. Cuando sube el colesterol, es porque el cuerpo está produciendo más porque tiene niveles altos de inflamación y necesita proteger el cerebro, producir más hormonas o reconstruir las paredes celulares. ¿Cómo podría ser mala una substancia que nos protege así? Y si al estar alto lo obligamos

¿Has sentido que se apodera de ti una urgencia por comer algún postre o un pan dulce?  Tal vez te sucede con otros sabores, como lo salado, lo picante o lo crujiente. Y aunque sabes que no es cuestión de vida o muerte (nadie se ha muerto por no saciar un antojo), se siente como si lo fuera. Los antojos son así de exigentes porque surgen de un desbalance en tu cuerpo. Ese desbalance muchas veces viene de las hormonas o de la microbiota (los millones y millones de bichos que viven en nuestro intestino). Tanto las hormonas como la microbiota le mandan instrucciones al cerebro y por eso los antojos se sienten como una necesidad urgente y legítima de nuestro cuerpo. Una regla básica En el curso “Antojos y atracones” que pronto estará disponible, Aimée Mirandé, nutrióloga del equipo de Beboon, comparte una regla muy sencilla en torno a los antojos:  Entre más comas cosas que te hacen daño, más se te van a antojar. ¿Por qué? Porque refuerzan el desbalance en tu cuerpo que está haciendo que tengas ese antojo en primer lugar. Y porque muchos de estos productos o ingredientes nocivos están diseñados para ser adictivos, para estimular los centros de recompensa en el

“Si la comida saludable es como medicina para tu cuerpo, las hierbas y especias son como hacerle una cirugía.”  Nuestra fundadora, Dr. Patricia Restrepo, cuenta que escuchó a uno de sus profesores compartir esta analogía para dar una idea de los beneficios que pueden tener las hierbas y especias para nuestra salud.  Si quieres aprender a utilizar plantas y hierbas para atender malestares específicos, te encantará el curso introductorio a las Plantas medicinales que está incluido en la membresía intermedia de nuestra Comunidad BeBoon. Puedes aprender qué plantas y hierbas utilizar para mejorar problemas hormonales o digestivos y para apoyar la salud hepática, la salud cerebral y el balance de azúcar. Checa los detalles de la Comunidad aquí, ¡te va a encantar! La mejor estrategia es incluir las hierbas y especias en tus alimentos: consíguelas frescas y orgánicas y agrégalas intuitivamente en tus platillos. Agregan muchísimo sabor e interés a la comida, además de beneficios específicos. Si las compras locales y de temporada, seguramente le darás a tu cuerpo justo lo que necesita en este momento y probarás muchas más variedades durante el año.  Hoy te compartimos 5 recetas para utilizar hierbas y especias que apoyan tu salud y tu belleza: Pesto de hierbas Es perfecto

Lo primero que recibe tu organismo cada día es importantísimo, porque le da instrucciones a tu cuerpo durante todo el resto del día. El desayuno tiene un efecto en muchos aspectos de tu día: por ejemplo, qué tanta hambre sientes en la tarde y en la noche, qué tan bien funciona tu digestión, cuánta energía tienes disponible y qué tan bien puedes concentrarte. Ahora bien, el desayuno puede suceder a las 9 am, a las 11 am o hasta a las 3 pm. No importa la hora, porque “des-ayunar” significa “romper el ayuno”. En la actualidad se repite el mito de que es importante desayunar temprano, pero no tiene por qué ser así. Cada cuerpo es distinto y cada época de la vida es distinta. Puedes experimentar para encontrar el mejor horario para ti en esta temporada.  Más que la hora, lo importante es elegir cuáles serán los primeros alimentos y bebidas que entrarán a tu estómago para romper tu ayuno nocturno. Todos los alimentos sólidos rompen el ayuno, pero no todas las bebidas lo rompen. Enseguida te contamos más. Es ideal que lo primero que reciba tu sistema sea agua:  2 o 3 vasos de agua, puede ser al tiempo, tibia o calientita. Puedes

Tal vez has escuchado hablar acerca de la medicina funcional. Si te preguntas por qué es diferente de la medicina convencional, aquí puedes conocer un poco más acerca de este modelo. Un médico funcional querrá conocer todo el panorama de tu salud, no solo los síntomas de una enfermedad.Por ejemplo, aunque tú acudas con el objetivo de mejorar el acné, puede preguntarte cuántas veces vas al baño cada día, a qué hora te duermes y qué desayunaste.Esto es porque desde la medicina funcional, se comprende que nuestros sistemas están interconectados, no son partes aisladas. Para mejorar el acné le interesa conocer cómo están funcionando todos tus sistemas, no solo examinar tu piel. Es una perspectiva holística (es decir, que considera tu cuerpo, tu salud y tu historia como un todo) y por eso es distinta que ir con un médico convencional especializado en un sistema del cuerpo, como un dermatólogo, cardiólogo, gastroenterólogo, otorrinolaringólogo, psiquiatra, endocrinólogo, etc.Un médico funcional busca la causa de raíz, no solo atiende los síntomas.Para atender los síntomas del acné tal vez te receten cremas o jabones. En cambio, para atender la causa de raíz hay que preguntar: ¿qué fue lo que desencadenó el acné? Y es necesario

Cocinar saludable es una de las herramientas más poderosas para cambiar el estado de salud de toda la familia, en poco tiempo.  Además, es perfecto para que chicos y grandes se involucren en todo el proceso de la cocina y aprendan a preparar sus platillos favoritos —¿qué tal una versión saludable de helado o lasaña? Elegimos estos tips pensando en aumentar el sabor, la salud y la facilidad a la hora de cocinar en casa. ¡No te pierdas las recetas del final!  MÁS SABOR  El sabor siempre empieza por los ingredientes.Ese dinero que ahorramos al cocinar en casa, ¡es sabio invertirlo en ingredientes de mejor calidad! Los productos de mercados orgánicos o agroecológicos tienen más sabor por varias razones: porque tienen más nutrientes (se cultivan en tierra más rica y diversa), porque son locales (no viajaron tanto ni se cortaron aún verdes) y porque son de temporada (no madurados artificialmente).Lo mismo va para productos de origen animal: mejor calidad=más salud y mejor sabor. Busca que sean orgánicos y de libre pastoreo, aunque signifique comprar un poco menos.Intenta incluir al menos un ingrediente local nuevo cada semana, pues ampliar así tu paladar convierte la cocina en una celebración de sabor y balance. ¿Qué tal probar

Hay cosas sencillas pero muy poderosas que puedes hacer todos los días para que tus defensas estén más fuertes.  Y es que la química de tu cuerpo cambia a cada momento, elevando o disminuyendo tus defensas.  Si estás enojado, la química de tu cuerpo es distinta. Si estás ansioso o pesimista, tu química cambia. Por el contrario, cuando respiras profundo aumentas las probabilidades de desactivar cualquier virus que entre a tu cuerpo. Cuando te sientas a meditar, todos los marcadores de salud de tu organismo se elevan. Otro gran disparador de fortaleza o debilidad en tus defensas es tu comida. Si tu plato está lleno de comida procesada tu química cambia, tus hormonas se alteran y tu sistema inmune inmediatamente se deprime. Al contrario, si incluyes un montón de verduras y alimentos frescos, tienes un boost inmediato de células inmunes y neurotransmisores a favor de una buena salud. Hoy queremos compartirte 7 tips rápidos para que lleves en tu kit de defensas SOS:  Respiración bombeando el abdomen.Siéntate cómodamente, con la espalda recta y el cuerpo relajado.Forma un mudra con cada mano juntando el dedo índice con el dedo pulgar. Coloca las manos sobre las rodillas. Cierra los ojos.Exhala profundamente por la nariz y al mismo



Mantente atento a nuestras redes donde estaremos informándote sobre nuestra fecha de lanzamiento.

¡Al adquirir cualquiera de nuestros planes de membresía automáticamente formarás parte de nuestra comunidad beboon, un espacio donde compartiremos información, retos, tips, experiencias de salud y bienestar y mucho mas!



Descarga gratis nuestro libro de recetas

¡GRACIAS!: