+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Los implantes de seno pueden enfermarte?

Aunque hace unas décadas se consideraban seguros, hoy sabemos que los implantes mamarios sí tienen grandes riesgos. Aún así, alrededor de 2 millones de mujeres se ponen implantes de seno cada año. 

En este video en vivo, Regina Marco platica cómo Dr. Patricia Restrepo identificó que los síntomas que tenía eran causados por la toxicidad derivada de sus implantes y cómo tomó la decisión de explantarse. 

¿Todas las mujeres que tienen implantes presentan síntomas?

No. Algunas tienen síntomas desde las primeras semanas, otras después de varios meses o años, y algunas no identifican síntomas.

Eso sí: todas las mujeres con implantes tienen partículas de ese implante en los ganglios linfáticos, aunque no tengan síntomas. (Por ejemplo, micropartículas de silicón). El implante es un cuerpo extraño y está permeando a su organismo sistémicamente. 

¿Cuáles son los riesgos derivados de tener implantes?

Se ha encontrado que entre las mujeres con implantes tienen:

  • Entre 5 y 7 veces más incidencia de ansiedad
  • 3 veces más incidencia de suicidio
  • Hasta 800 veces más incidencia de enfermedades autoinmunes (como lupus, artritis, tiroiditis)
  • Mayor riesgo de desarrollar linfoma asociado a implantes de seno (cáncer del sistema inmune)
  • Probabilidad de presentar enfermedad del implante mamario (BII, Breast Implant Illness)
  • Mayor riesgo de problemas de fertilidad y temas hormonales
  • Probabilidad de cirugías posteriores – debido a complicaciones o cuando se cumple la caducidad de los implantes y necesitan hacerse la cirugía de explantación. 
  • Mayor oxidación = mayor envejecimiento
  • Riesgo de que aparezca moho en los implantes, dentro del cuerpo

La FDA publicó un reporte en el que se reconocen los riesgos de los implantes mamarios. Algunos tipos de silicón que se utilizaban para implantes ya están prohibidos en algunos países y sólo pueden utilizarse en equipos eléctricos, no dentro del cuerpo humano. 

Los implantes pueden tener más de 50 ingredientes sintéticos, incluyendo metales pesados y tinta de impresora. Muchos de estos ingredientes son tóxicos para el cuerpo, tóxicos para el cerebro y están relacionados con mayor riesgo de cáncer. 

Hay implantes más seguros que otros, pero todos son cuerpos extraños que se introducen en nuestro organismo. 

¿Qué síntomas se pueden presentar?

Los síntomas más comunes son:

  • Cansancio y fatiga
  • Confusión, falta de concentración, problemas de memoria
  • Dolor en las articulaciones, dolor muscular
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Problemas en la piel
  • Alergias
  • Enfermedades autoinmunes
  • Problemas de peso
  • Problemas digestivos
  • Temas hormonales, alteración del ciclo menstrual, infertilidad

Es una constelación de síntomas que pueden ser difíciles de atender y que no van a desaparecer hasta que no retiremos la fuente de toxicidad, en este caso, los implantes. 

Si tienes implantes y tienes algún síntoma que no desaparece o algún tema crónico que no has podido atender (como enfermedades atribuidas a la edad o a la herencia), es conveniente revisar tu carga tóxica relacionada con los implantes. 

¿Por qué algunas mujeres tienen síntomas y otras no?

Depende de su tolerancia inmunológica.

Nunca se trata sólo del implante (de qué material es, sus características, etc.)

Se trata del implante en tu cuerpo y de tu estado de tolerancia inmunológica.

Esto significa qué tan bien puede hacer frente tu organismo a los agresores. Los implantes son un agresor porque son sintéticos y el cuerpo no está hecho para convivir con plásticos. Es una lucha inmunológica constante, que el cuerpo tiene que enfrentar todos los días.

Los implantes no son el único agresor que está enfrentando nuestro cuerpo. Tenemos altos niveles de toxicidad en todo nuestro ambiente. Más del 80% de la comida del supermercado no es comida, tiene ingredientes que no son alimentos sino químicos etiquetados como “generally regarded as safe” pero que no han sido examinados para el consumo humano.  Hay más de 10 mil químicos nuevos que han sido etiquetados así en las últimas décadas. También se utilizan en los limpiadores que usamos, shampoos, cremas, maquillaje, fragancias, pinturas, muebles, sartenes, etcétera. Otras fuentes de toxinas son los aparatos electrónicos, el estrés, las emociones negativas, la contaminación del aire y del agua… 

Cuando esta carga tóxica es muy alta, nuestra tolerancia inmunológica disminuye, porque el cuerpo está desbordado haciendo frente a los agresores. Por ejemplo, hay temporadas en las que no soportamos el humo del tabaco —y otras temporadas en las que no nos parece tan desagradable. Esto depende de cómo va cambiando nuestra tolerancia inmunológica. 


En las temporadas en que la carga tóxica aumenta, es mucho más probable que los implantes se vuelvan un problema y que se empiecen a presentar síntomas. 

¿Cómo saber si tus implantes te están afectando?

Es recomendable tratarte con un médico funcional que pueda utilizar:

  • Análisis de sangre y de orina para revisar tu carga tóxica.
  • Estudios para medir las partículas de silicona y otras partículas de los implantes que pueden estar presentes en tu cuerpo.

Y si decides explantarte, es recomendable que el médico te acompañe en estos procesos:

  • Preparar a tu cuerpo antes de la cirugía. Hay que reforzar la diversidad microbiótica, reforzar las defensas, el sistema linfático y las vías de eliminación. Cuando te preparas, el cuerpo sana más rápido y hay menos riesgo de complicaciones. 
  • Apoyar a tu cuerpo después. Al retirar los implantes las sustancias tóxicas se distribuyen por el cuerpo. Es necesario apoyar al organismo para ayudarle a desintoxicarse de esas sustancias. Algunas se filtran a través del hígado y otras tienen que quelarse y asistir al cuerpo en la eliminación.
  • Atender los daños que puedan haber provocado los implantes, como temas autoinmunes, problemas digestivos u hormonales, etc. 

Si necesitas apoyo en estos procesos, contacta al equipo de beboon. 

 ¿Qué más puedes hacer si tienes implantes?

  • Revisar qué otras toxinas enfrenta tu cuerpo todos los días, además de los implantes.
  • Reducir todo lo que puedas tu carga tóxica. Aquí hay artículos que puedan ayudarte, acerca de limpiadores en casa, cosméticos, utensilios de cocina, moho.
  • Apoyar las vías de eliminación de tu cuerpo y apoyar a tu hígado. Contáctanos si requieres apoyo. 
    • Evitar el estreñimiento, es ideal ir al menos 1 vez por día
    • Que tu orina sea de color claro
    • Hacer prácticas de respiración
    • Sudar varias veces a la semana (con ejercicio, sauna, trajes especiales)
    • Hacer ejercicio y movimiento para mover la linfa
  • Identificar si tienes síntomas que no has logrado que desaparezcan.
  • Saber si tienes historial familiar de cáncer o condiciones autoinmunes.

¡Escuchar la sabiduría de tu cuerpo siempre será el camino hacia una mayor salud! Estamos aquí para ayudarte a tomar las mejores decisiones. 

Sorry, the comment form is closed at this time.