Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tomas un vuelo? Tips para cuidarte

¿Te ha pasado que esperas un viaje con emoción, pero cuando aterrizas te sientes completamente desgastado? 

Cuando bajas del avión… tu cuerpo está adolorido, tu piel se ve cansada, tienes poca energía y tu estómago está hinchado o revuelto. No es la manera en la que imaginabas iniciar tu viaje.

Te contamos lo que está sucediendo con tu organismo por fuera y por dentro cuando tomas un vuelo, junto con algunas recomendaciones para apoyarlo durante estos procesos y así llegar fresco y lleno de energía. 

Algunas cosas que suceden en tu cuerpo cuando viajas en avión:

  1. Tu nariz se deshidrata.
    El sistema inmune empieza en los conductos nasales, que filtran, entibian y humedecen el aire que respiramos, además de que al respirar por la nariz conducimos óxido nítrico (nuestra protección natural ante infecciones) hacia nuestros pulmones. El aire seco del avión obstaculiza estas defensas naturales y puede hacer que respires por la boca, en especial al quedarte dormido. Puede ayudarte usar un spray nasal natural o un spray de propóleo para la garganta.
  2. Tus defensas se ven retadas.
    Durante un vuelo estás más expuesto a virus y bacterias, además de que para tu sistema inmune es un reto funcionar bien cuando hay inflamación, deshidratación y oxidación. Un día antes del vuelo y el día del vuelo es recomendable tomar una dosis alta de Glow, el complejo C que ayuda a fortalecer tus defensas (una cucharadita disuelta en agua). También funciona como laxante natural que ayuda a ir al baño sin agredir a tu cuerpo. Si quieres un refuerzo más profundo, es ideal tomar 20 gotas de Immune Power un día antes de viajar y repetir la dosis el día que sales de viaje. Al regresar, vuelves a tomarlo un día antes y el día del vuelo. Y si durante el viaje notas alguna señal de que bajaron tus defensas o de que puedes enfermarte, toma 20 gotas 2 veces al día desde el primer síntoma. 
  1. Tu piel se deshidrata y está expuesta a oxidación.
    ¿Has notado que toda la comida que te ofrecen en el avión está envuelta en plástico? Una de sus funciones es tratar de conservar la humedad. Si estuvieran recibiendo el aire de la cabina, esos alimentos llegarían a tu bandeja completamente tiesos. Durante el vuelo, tu piel se deshidrata de la misma manera, además de que está menos protegida ante los rayos ultravioleta del sol. Por eso es esencial usar una crema muy hidratante (libre de tóxicos, o estarías añadiendo oxidación), bálsamo labial natural y un protector solar (de preferencia mineral y sin tóxicos, como te contamos acá). Si es posible, evita usar maquillaje durante el vuelo. Vuelve a aplicar crema y bloqueador las veces que lo necesites para cuidar y consentir a tu piel, en especial en la cara (y en las manos si estás utilizando gel sanitizante con frecuencia).
  2. Estás expuesto a radiación electromagnética.
    Cuando volamos estamos expuestos a radiaciones que no encontramos en ninguna otra parte de la Tierra. Estas radiaciones estresan, inflaman y oxidan el cuerpo, por eso lo mejor es tomar acciones que prevengan condiciones de salud futuras.
    Una gran estrategia es darle a tu cuerpo una recarga de antioxidantes tomando el complejo C, Glow, que ayuda a proteger a tus células de la oxidación, a reforzar el sistema inmune y el metabolismo, además de que tiene efecto antienvejecimiento.
  3. Te deshidratas. 

Dentro de la cabina hay muchos factores que contribuyen a deshidratarte, desde el aire acondicionado y la radiación hasta los alimentos prefabricados y las bebidas comerciales que te ofrece la aerolínea (el alcohol, los azúcares, las harinas refinadas y la comida procesada son excelentes para deshidratarte). En conjunto, el resultado puede ser que tu piel se vea hinchada y opaca y que te sientas aturdido o con dolor de cabeza al llegar. Por eso es ideal beber más agua antes y durante tu vuelo (al menos un litro de agua por cada 3 horas de vuelo), además de evitar el alcohol. Si quieres hidratarte sin ir al baño tan seguido, lleva verduras frescas picadas (como pepino, apio y pimientos con un poco de aceite de oliva y vinagre) para sustituir los snacks deshidratantes del avión.

  1. Tu estómago se ve retado.
    Para algunas personas es común que durante un viaje les caiga más pesada la comida o que les den diarreas, infecciones o estreñimiento “de viajero”. La comida inflamatoria del avión requiere mucha energía de tu cuerpo para digerirse; tu organismo estará enfocado en procesar esos alimentos y tendrá menos fuerzas para otros procesos.

    Por eso es ideal comer ligero y muy saludable antes, durante y después de tu vuelo. Puedes llevar un snack para comer en el avión (como coco picado, huevo cocido, nueces y semillas o verduras frescas) y evitar comidas pesadas horas antes. Puedes intentar ayunar durante todo el vuelo (bebiendo suficiente agua). Si dejas pasar de 12 a 16 horas sin comer antes de la primera comida en tu destino, le vas a dar un descanso a tu sistema digestivo para iniciar renovado y con energía.

    Para prevenir diarreas o infecciones viaja con probióticos, en especial Be Boulardi, que es una cepa de hongos que te protege de la gastroenteritis y de susceptibilidades digestivas (y no necesitan refrigeración). Si tu estómago es muy sensible toma dos en ayunas y dos en la noche, todos los días del viaje. Si es menos sensible sólo toma dos en ayunas. En caso de que te dé infección o diarrea toma dos antes de cada comida.

    Si quieres prevenir indigestión, estómago inflamado, que la comida te caiga mal, gastritis o reflujo, apoya a tu sistema digestivo y hepático con LG Support, toma uno al terminar cada comida. Es una mezcla de compuestos naturales que también es muy útil para quienes tienden a estreñirse o tienen problemas de indigestión o flatulencia.

    Si sufres de estreñimiento durante los viajes, toma LG Support y Be Smooth, 3 al final del día, sólo los días que lo necesites. 

Si te ha pasado que al bajar del avión el pantalón aprieta, tu cara y tus piernas están hinchadas, tu cuerpo está adolorido… te va a ser útil leer la versión extendida de este blog, donde te contamos:

  • Cuál es el antiinflamatorio de la naturaleza y cómo usarlo
  • Cómo ayudar a que tu sangre se mantenga en circulación durante el vuelo
  • Por qué el reloj de tus células se confunde al tomar un vuelo y cómo ayudar a que recupere su sincronía (evitar el jet lag)
  • Cómo conciliar el sueño y dormir mejor durante tu vuelo y al llegar a tu destino

Encuentra todo esto en nuestra comunidad beboon, haciendo click aquí. 


Recuerda que es normal que a tu cuerpo le tome tiempo reajustarse después de un viaje en avión; permítete al menos unos días de recuperación, en especial si atravesaste zonas horarias. Ten paciencia y antes de usar fármacos apoya a tu cuerpo con muy buen descanso, muy buena alimentación, movimiento y tiempo en la naturaleza. Aquí encuentras tips para desinflamarte a tu regreso. ¡Que disfrutes tu viaje!

Post a Comment