Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

La cocina es uno de los sitios medulares de cualquier hogar. Queremos que sea un espacio lleno de salud y de conciencia, para que toda la familia se nutra y se beneficie.  Por eso, es importante evitar las toxinas en todos sus rincones. Aquí hay algunas recomendaciones para conseguirlo.  Ventanas abiertas y luz natural ¡Lo primero!Siempre que puedas, deja que entre el aire limpio a la cocina para que se ventile. Así se dispersan las substancias que podrían estar en el aire, provenientes de productos de limpieza, recubrimientos de los muebles, humo de los sartenes, pintura de las paredes, etc. Naturaleza adentroLa luz natural es clave para que el espacio sea saludable para todos. Además, puedes tener plantas que ayudan a purificar el aire —como el ficus y la lengua de suegra— o aromáticas, como lavanda o romero.  Sartenes y ollas Cuidado con el teflón y los antiadherentesEs conveniente evitar los sartenes con recubrimientos antiadherentes, como el teflón. Aunque son prácticos y económicos, los riesgos que presentan a la salud no lo valen. Contienen químicos llamados PFAs o “químicos eternos”, que se acumulan en el cuerpo y son muy difíciles de eliminar. Están vinculados en varios estudios con mayor incidencia de cáncer, daño al hígado, defectos

Después de unos días de disfrutar de comida, bebida y desvelos… el cuerpo puede sentirse hinchado y sobrecargado. Por eso, al regresar es clave darle un descanso a tu sistema digestivo para que pueda volver a la normalidad. Sigue estas recomendaciones para ayudar a que tu cuerpo se desinflame: Agüita tibiaSi aún no adoptas el hábito de beber un par de tazas de agua tibia o caliente al despertar, ¡es el momento ideal! Es una de las mejores estrategias para estimular tu digestión, para favorecer la eliminación de toxinas y para combatir el estreñimiento. Puedes agregarle unas gotas de limón para aumentar los beneficios.¿Desayuno voraz?¡Mejor no! Es probable que tu apetito sea más fuerte cuando regresas de vacaciones, sobre todo si comiste antojitos, postres, procesados y comidas pesadas. Para que ese apetito se vaya calmando y para que los antojos no te ataquen durante el día, es importante empezar tu día con un desayuno saludable y sin azúcares, harinas procesadas ni lácteos, como un omelette con espinacas y aguacate o unos hongos portobello con ghee y verduras. Cuida de no incluir jugos (aunque sean naturales) ni bebidas azucaradas. Y procura que hayan pasado al menos 12 horas desde tu cena de la

Desde pequeños hemos visto anuncios donde nos dicen que si queremos tener huesos fuertes, los lácteos son nuestra mejor opción. También nos han dicho que son la mejor fuente de calcio y muchos recomiendan que los niños beban leche todos los días. Pero, ¿en verdad son saludables? La respuesta es: ¡depende! Los lácteos que venden en el supermercado en nuestra época son muy distintos de los que consumían nuestros antepasados. Y esos anuncios fueron parte de una campaña muy exitosa a nivel publicitario, pero con poco fundamento científico (y mucho interés económico) detrás. LO BÁSICO Para la mayoría de las personas, los lácteos que venden en el supermercado causan inflamación interna. Algunos de los síntomas comunes son congestión nasal, dolor de cabeza, aumento de peso, estómago hinchado, estreñimiento, diarrea, alergias, problemas de la piel (como acné), infecciones, reflujo y dolor de articulaciones. Para quienes tienen una enfermedad específica, los lácteos pueden agravar algunos síntomas propios de esa condición. En principio, es conveniente evitar los lácteos de vaca y buscar opciones de cabra o de oveja, pues son menos industrializados, suelen contener menos toxinas y aditivos y son más fáciles de digerir.  Sin embargo, aunque sean de oveja o de cabra, lo más importante es revisar estos

¿Has notado que los alimentos etiquetados como “orgánicos” o “saludables” cuestan hasta 5 veces más? Comer saludable no es una moda y no tiene por qué ser tan costoso. Verás que muchos de estos tips ya los practicaban nuestros abuelos y abuelas. Paga por tu comida, no por el envío.¿Sabías que el ajo que compras en el supermercado puede venir desde China, las fresas desde California y los espárragos desde Perú? Una buena parte del precio que pagas es el avión, el barco o el camión que los trajo hasta ti (junto con empaques y logística). Mejor busca un mercado de productores locales en donde vives y compra lo más directo del productor. ¿Sus frutas y verduras no se ven brillantes y perfectas como las del supermercado? No, porque no tienen ceras, colorantes y fertilizantes. Pero suelen tener más nutrientes, más sabor y menos toxinas. Además, son de temporada y suelen estar a mejor precio.  No todo necesita ser orgánico. Si vas a comprar fresas, manzanas y hojas verdes (como espinacas o kale), sí es prioridad que sean orgánicos o de un productor local que no use fertilizantes y pesticidas. Pero si se trata de aguacate, piña o papaya, no es necesario que gastes