Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

Cuando se trata de aceites, puede ser confuso saber cuáles son los más saludables.  En el supermercado los más accesibles están anunciados como “aceites vegetales” o aceites hidrogenados: aceite de canola, de maíz, de semilla de algodón, de cártamo, de soya o de girasol — ¡no caigas en la publicidad engañosa! Estos aceites suelen pasar por procesos químicos muy intensivos que usan solventes artificiales para extraerlos. Muchos fueron creados para usos industriales y no para el consumo humano. Además, tienen compuestos que provocan inflamación en el cuerpo y aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón, diabetes, artritis, asma, cáncer, enfermedades autoinmunes y problemas degenerativos en el cerebro. Aunque se anuncien como aceites saludables, presumiendo que protegen el corazón y que tienen múltiples beneficios para la salud, estos aceites son algunos de los productos más dañinos que puedes tener en tu alacena. En cambio, hay grasas más saludables que han adquirido mala fama en los últimos años, como la mantequilla, el aceite de coco e incluso la grasa de animales. Muchos argumentan que tienen grasas saturadas y que aumentan el colesterol. Sin embargo, se ha encontrado que aumentan tanto el colesterol LDL como el HDL, haciendo que mejore la proporción entre el colesterol

Muchas de las enfermedades que son frecuentes en nuestra época son enfermedades autoinmunes.  Esto quiere decir que nuestro sistema inmune detecta un enemigo y produce anticuerpos para defenderse. Pero ese enemigo tiene una estructura parecida a la de algún tejido del cuerpo, como la tiroides, las coyunturas, el tejido conectivo, el cerebro, los ojos o los riñones, por lo que estos tejidos reciben el ataque. Por ejemplo, cuando una persona tiene tiroiditis de Hashimoto, no significa que su tiroides esté funcionando mal, sino que está recibiendo un ataque de estos anticuerpos. Por eso, es muy importante preguntarnos cuál es el enemigo real que está detonando ese ataque.  Otros ejemplos de enfermedades autoinmunes son la psoriasis, la artritis reumatoide, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, la enfermedad celiaca, el vitiligo, la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Sjogren y el lupus. Por otra parte, más del 60% de los cánceres parecen tener una raíz autoinmune.  ¿Los alimentos pueden disminuir o aumentar el ataque? ¡Sí!  Si sabemos usarlos, pueden ser grandes aliados. Esto es porque casi siempre el ataque del sistema inmune tiene raíces en el sistema digestivo. Por ejemplo, es frecuente que el recubrimiento del intestino esté perforado. Por esas perforaciones se cuelan

¿Has notado que después de algunos alimentos tu estómago se siente hinchado o con gases, te salen granitos en la cara o te duele la cabeza?  También es posible que tengas síntomas de acidez, dolor de articulaciones, problemas de sueño, dificultad para concentrarte, fatiga, etc.  Para identificar cuáles son los alimentos que te están provocando estas reacciones, prueba con un plan de eliminación. Se trata de eliminar ciertos alimentos durante al menos 3 semanas para saber si te están afectando. Al final de este periodo podrás saber si hay alimentos que simplemente no te caen bien, o ayudar a tu sistema digestivo a descansar y repararse para que pueda tolerarlos mejor.  Con este ejercicio podrás tomar mejores decisiones para mantenerte saludable y sentirte de maravilla.  ¿Cómo hacerlo? FASE DE ELIMINACIÓN Elige un periodo de 5 o 6 semanas en las que puedas comprar tus ingredientes, cocinar en casa y elegir tus menús.Haz una lista de los alimentos a eliminar o a mantener durante estas semanas.  ELIMINAR: granos (trigo, maíz, arroz, avena, cebada, centeno, quinoa, amaranto, etc.), hortalizas solanáceas (jitomates, pimientos, papas, berenjenas, chiles), frijoles, huevos, lácteos, azúcares, soya y alcohol. Por supuesto, también quedan fuera todos los alimentos procesados (pan, galletas, dulces, alimentos en latas o en

¿Sabías que alrededor del 70% de los productos que hay en el supermercado tienen azúcar añadida? Estos son algunos tips para elegir lo más saludable al comprar. PRIMERO FRUTAS Y VERDURAS ¡Para llenar la mayor parte de tu carrito! Guíate con estas listas para saber cuáles hay que comprar orgánicas. Así puedes reducir tu exposición a pesticidas hasta en un 90%. Dirty Dozen - ¡importante comprar orgánicas! Si no son orgánicas, quítales la cáscara.  Clean Fifteen - tienen menos residuos de pesticidas aunque no sean orgánicas.  ACEITES Y GRASAS Evita margarina y aceites “vegetales” como soya, canola, cártamo, maíz. Elige: aceite de coco, de aguacate, de oliva, ghee orgánico. PROTEÍNA ANIMAL ¡Que sea de la mejor calidad! No necesitamos grandes cantidades. Orgánica y de libre pastoreo. Busca animales de aire, de tierra y de agua: res, venado, conejo, pato, búfalo, avestruz, cordero, pescado, etc. Incluye piezas que tengan carne cerca del hueso, como las costillas. ENDULZANTES Jamás splenda o endulzantes artificiales. Mejor: miel orgánica de abejas locales, miel de maple, estevia pura (verde), fruto del monje, azúcar de coco. PRODUCTOS LIGHT O BAJOS EN GRASA Para compensar el sabor les agregan azúcar, saborizantes y aditivos. Tienen más ingredientes dañinos y menos nutrientes.  Siempre es preferible evitarlos.  LATAS, PLÁSTICOS Muchos contienen BPA en el recubrimiento, que se ha relacionado con varios