Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Tienes reflujo o gastritis? Probablemente NO es por exceso de ácido.

El reflujo es una de las condiciones digestivas más comunes en México y en el mundo. Ocurre cuando los ácidos del estómago regresan por el tracto digestivo al esófago y provocan una sensación de ardor o dolor en la garganta, el pecho o el estómago. Otras personas sienten simplemente una presión en el pecho o algo atorado en la garganta, sin dolor.


¿Por qué sucede?

Muchos creen que la causa es un exceso de ácido en el estómago, pero esta idea es incorrecta y puede afectar a miles de personas que reciben la instrucción de usar antiácidos para aliviar los síntomas. 

En la mayoría de los casos (hasta 95%), la causa real está más relacionada con la falta de ácido estomacal, con hernias hiatales y con una microbiota desbalanceada.

La microbiota son los trillones de microorganismos que viven en tu sistema digestivo, incluyendo bacterias, virus y otros bichos. Algunas familias de estos microorganismos son benéficas y son esenciales para nuestro cuerpo, pero otras son dañinas. 

Una de las funciones del ácido en el estómago es matar a las bacterias dañinas. La mayoría de ellas no pueden sobrevivir más de 15 minutos en el estómago. Por eso cuando tomamos antiácidos y reducimos así la acidez, permitimos que las bacterias poco saludables se multipliquen excesivamente, entre ellas la bacteria Helicobacter Pylori, que produce inflamación crónica y daña el recubrimiento estomacal.

Cuando aumenta la población de bichos dañinos y cuando tus paredes digestivas están dañadas, es mucho más probable que tengas síntomas de gastritis o reflujo por:

·  Alimentos picantes

·  Alimentos ácidos

·  Irritantes

·  Alimentos fritos 

·  Comer rápido

·  Comer acostado

·  Alcohol

·  Sobrepeso

Entre más antiácidos toma alguien, es más propenso a contraer infecciones digestivas, a padecer alergias, condiciones autoinmunes, cáncer, Alzheimer y otras enfermedades.

Sin embargo, es muy importante no dejar de tomar antiácidos súbitamente. Hay que ir cambiando hábitos para eliminarlos muy gradualmente. Es necesario fortalecer tus procesos digestivos para atender la gastritis o la acidez desde la raíz. Escríbenos para ayudarte a diseñar un protocolo perfecto para ti.


¿Qué hacer para aliviar los síntomas?

Ojo, estas estrategias naturales ayudan momentáneamente, pero no alivian la gastritis o el reflujo de raíz. 

  • Jengibre: previene que el ácido gástrico se regrese al esófago, pues disminuye las contracciones gástricas y es desinflamatorio.
    → Ralla un poco de jengibre sobre tus alimentos o prepara un té de jengibre y bébelo unos 20 minutos antes de la comida.
  • Agua con limón: ayuda a alcalinizar el ácido que regresó al esófago para evitar el ardor.
    → Agrega una cucharada de jugo de limón fresco a un vaso de agua.
  • Vinagre de manzana orgánico: ayuda a neutralizar el ácido estomacal.
    → Disuelve una cucharada de vinagre de manzana orgánico (con el asiento o la “madre”) en un vaso de agua y bébelo después de comer.
  • Bicarbonato: ayuda a neutralizar el ácido estomacal. Es recomendable no tomarlo diario ni muy seguido, sólo para emergencias o cuando el dolor sea insoportable.
    → Disuelve una cucharadita en un vaso de agua.
  • Happy Tummy Beboon: es una mezcla de hierbas que ayuda a regular el ácido estomacal, apoya la mucosa gástrica y ayuda en el tratamiento de la gastritis y el reflujo.
    → Chupa 1 o 2 tabletas antes de comer y 1 o 2 cuando tengas síntomas.
  • Caldos de huesos: ayudan a reparar las paredes intestinales, reducir la inflamación y fortalecer el sistema digestivo. 

Tratamiento para aliviar gastritis y reflujo

Es necesario reeducar y sanar tu microbiota digestiva y tus paredes digestivas de raíz con cambios en la vida diaria, alimentación y suplementación natural.

Ejemplos de cambios muy efectivos que puedes hacer en tu vida:

  • Bajar de peso si tienes sobrepeso u obesidad
  • Hacer ejercicio moderado por lo menos 3-4 días a la semana
  • Evitar alimentos procesados y azúcares, pues afectan el equilibrio de bacterias en tu microbiota
  • Comer muchas verduras y alimentos naturales y frescos
  • Comer alimentos fermentados, como sauerkraut, kimchi o kéfir
  • Cambiar la sal de mesa por la sal más natural y menos procesada que encuentres, pues los minerales son clave para la producción de ácido
  • Observar cuáles son los alimentos que te causan reflujo y evitarlos, como alimentos fritos, refresco, lácteos, picante, alcohol y cafeína
  • Evitar antiácidos (no necesitas eliminar ácido, necesitas APOYAR todo tu tracto digestivo y neutralizar el ácido que regresó al esófago)
  • Comer despacio y masticar muy bien tus alimentos
  • Beber mucha agua entre comidas
  • Evitar acostarte después de comer
  • Mantener tu nivel de estrés bajo con meditación, ejercicio, yoga y ejercicios de respiración

Suplementos de Beboon que refuerzan la efectividad de tu tratamiento:


Ponte en contacto con nosotros para diseñar una estrategia que te ayude a decirle adiós a la gastritis y al reflujo. Nos encantaría acompañarte en el camino hacia una salud increíble. 

Post a Comment