Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Sabías que la mayoría de los antiácidos están aprobados para utilizarse durante un máximo de 5 semanas? La razón es que suelen afectar tu salud, además de que causan dependencia. En el blog anterior te contamos que entre más antiácidos toma alguien, es más propenso a contraer infecciones digestivas, a padecer alergias, condiciones autoinmunes, cáncer, Alzheimer y otras enfermedades. (Además, en ese blog hay tips para aliviar los síntomas en caso de urgencia.) Además, aunque alivian momentáneamente la acidez y la gastritis, a la larga los antiácidos suelen empeorar la condición del sistema digestivo.  Si estás decidido a dejar los antiácidos, ¡felicidades! Sigue este protocolo para lograrlo.  OJO: Es muy importante que los elimines muy gradualmente, nunca de un día para otro. Entre más tiempo lleves tomándolos, más gradual debe ser tu proceso. CLAVE 1: AUMENTAR La acidez es una señal de tu cuerpo pidiendo ayuda. La ventaja es que con cada bocado puedes ayudarlo. Y cuando le das a tu cuerpo los alimentos sanos que necesita, será mucho más fácil eliminar los que te están dañando. Incluye más: Comida de verdad: fresca, local, orgánicaElige verduras, frutas, raíces, nueces y semillas en su forma más natural, además de carnes y pescados salvajes o de libre pastoreo.  Caldos de huesos o

El reflujo es una de las condiciones digestivas más comunes en México y en el mundo. Ocurre cuando los ácidos del estómago regresan por el tracto digestivo al esófago y provocan una sensación de ardor o dolor en la garganta, el pecho o el estómago. Otras personas sienten simplemente una presión en el pecho o algo atorado en la garganta, sin dolor. ¿Por qué sucede? Muchos creen que la causa es un exceso de ácido en el estómago, pero esta idea es incorrecta y puede afectar a miles de personas que reciben la instrucción de usar antiácidos para aliviar los síntomas.  En la mayoría de los casos (hasta 95%), la causa real está más relacionada con la falta de ácido estomacal, con hernias hiatales y con una microbiota desbalanceada. La microbiota son los trillones de microorganismos que viven en tu sistema digestivo, incluyendo bacterias, virus y otros bichos. Algunas familias de estos microorganismos son benéficas y son esenciales para nuestro cuerpo, pero otras son dañinas.  Una de las funciones del ácido en el estómago es matar a las bacterias dañinas. La mayoría de ellas no pueden sobrevivir más de 15 minutos en el estómago. Por eso cuando tomamos antiácidos y reducimos así la acidez, permitimos

¿Sabías que con solo imaginar una comida que te guste, tu cuerpo empieza a producir enzimas para la digestión? Por ejemplo, si en este momento imaginas que tienes en la mano un limón lleno de jugo, súper fresco y con un olor delicioso, y estás a punto de exprimirlo… es muy probable que ya estés salivando.  Esa saliva contiene enzimas e inmunoglobulinas (anticuerpos) que tu organismo ya está preparando para iniciar la digestión, que es un proceso impresionante. Por eso decimos que la digestión inicia en el cerebro, no en la boca.  A pesar de esto, muchas veces no invitamos a nuestra mente a la hora de comer. No dejamos que el cerebro haga su parte del proceso digestivo: Cuando comemos con prisas o de pieCuando comemos estresados o discutiendo con alguienCuando comemos mientras trabajamos o viendo el celularCuando comemos sin poner atención a los sentidos Cuando comemos sin hambre ¿Cómo ayuda el cerebro a mejorar la digestión? Si comemos con atención, con calma y con consciencia, nuestro cerebro se comunica con todo el cuerpo para activar nuestro poder digestivo. Se produce saliva con enzimas que ayudan a digerir los carbohidratos. El estómago empieza a producir los ácidos que necesita (hay que recordar que la mayoría de