Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

Cómo darle un boost a las defensas de los niños

Ahora que está tan extendido el miedo ante el coronavirus, es un gran momento para recordar esta leyenda que se cuenta entre los médicos y científicos.
Se dice que cuando estaba agonizando, Pasteur tuvo un momento de lucidez.

Primero hay que recordar que Pasteur fue el primero en argumentar que los microbios pueden causar enfermedades. Él desarrolló la técnica de la pasteurización, para eliminar todos los gérmenes de un producto elevando su temperatura. 

Se dice que en los últimos días de su vida, Pasteur se dio cuenta de un error en su pensamiento: “¡Me equivoqué! No hay que matar a todos los microbios ni pasteurizar todo. No son los microbios, es el terreno. Es el cuerpo de la persona lo que hay que atender.”

Por supuesto, no podemos saber si se trata solo de una leyenda o si en verdad dijo algo parecido. Pero la ciencia está confirmando esta idea. Claro que la higiene es esencial, pero la mejor estrategia no es tratar de matar a todos los microbios (bacterias y virus, incluido el coronavirus), sino fortalecer el terreno en el que viven, que es el cuerpo humano. Cuando un virus llega a un cuerpo fuerte y saludable, no puede multiplicarse y provocar una enfermedad grave. Además, una vez que el cuerpo enfrenta a ese virus, su ejército inmune queda fortalecido y es más capaz de vencer otras infecciones e incluso distintos tipos de cáncer. 

Por eso la mejor estrategia para proteger a los niños durante esta pandemia es subir sus defensas. Aquí te dejamos algunas claves para conseguirlo. 

¿Qué tan fuertes están sus defensas?

Responde estas preguntas para saber qué tan fuerte está su sistema inmune. Entre más respuestas afirmativas, más ayuda necesitan sus defensas. 

Si quieres aprender mucho más a fondo cómo ayudar a que los niños tengan una salud increíble, checa nuestro curso para mamás, Cultivando salud en tu familia: cambiando estadísticas de salud. 

  1. ¿Le da más de una gripa o catarro al año?
  2. ¿Tiene infecciones con frecuencia? Urinarias, del oído, vaginales, etc.
  3. ¿Le salen fuegos en la boca?
  4. ¿Le duele la garganta con frecuencia?
  5. ¿Tiene escurrimiento nasal frecuente?
  6. ¿Le cuesta trabajo recuperarse de la gripa?
  7. ¿Su cabello y sus uñas crecen muy lentamente?
  8. ¿Tiene alergias ambientales?
  9. ¿Tiene alergias a algunos alimentos?
  10. ¿Tiene dolores de cabeza frecuentes?
  11. ¿Le dan ataques de estornudos?
  12. ¿Tiene asma?
  13. ¿Tiene ojeras? 
  14. ¿Se hinchan sus articulaciones?
  15. ¿Se inflaman sus ganglios?
  16. ¿Suda sin razón obvia?
  17. ¿Le da taquicardia sin razón obvia?
  18. ¿Hay mucosidad en su materia fecal?
  19. ¿Se siente mejor cuando no come?
  20. ¿Tiene diarreas frecuentes?
  21. ¿Le da diarrea alternada con estreñimiento?

¿Cómo darle un BOOST a las defensas?

Para que el sistema inmune de los niños pueda funcionar bien:

QUÉ SÍ HACER

Todo lo que fortalezca el cuerpo:

  • Buena higiene del sueño.
    Cuando alguien duerme menos de 7 horas, ese día tiene 300 veces más riesgo de contraer algún virus. En temporada de virus y contagios, ¡es importantísimo dormir bien! Y dormir bien significa: temprano (cerca de las 10 pm), sin luces ni electrónicos en la habitación, sin pantallas antes de dormir. 
  • Naturaleza y sol.
    Entre más tiempo pasemos en la naturaleza, mejores serán nuestras defensas. El contacto con el sol, con la tierra, con el aire limpio, con las plantas y con el agua es esencial. 
  • Escuchar al cuerpo.
    Los niños saben hacerlo mejor que nosotros. Cuando no tienen hambre, no hay que obligarlos a comer. En especial cuando están enfermos, pues de lo contrario les tomará más días recuperarse. El cuerpo necesita descansar de la digestión para hacer otras tareas, como limpiar y reparar células y tejidos o defenderse de alguna enfermedad. 
  • Agua, agua, agua.
    La hidratación y el sueño están por encima de todo. Y para hidratarse bien hay que beber agua simple, agua de coco natural, caldos ricos en minerales. Es mejor alejarse de los jugos y las bebidas azucaradas.
  • Comer comida de verdad.
    ¡Muchas verduras! Entre más variadas y orgánicas, mejor. También frutas frescas y alimentos fermentados, como kéfir, kimchi o sauerkraut (de pepino, nabo, col), que aportan bacterias buenas al cuerpo y así ayudan a fortalecer las defensas, porque la microbiota trabaja muy de cerca con el sistema inmune.

SUPLEMENTOS QUE AYUDAN MUCHÍSIMO:

  1. PROBIÓTICOS – ¡EN ROTACIÓN!

Los probióticos son mucho más efectivos cuando los varías, porque así introduces bichos distintos. Para que la microbiota sea muy saludable necesita tener una gran variedad de bichos benéficos.

  • Cuándo iniciar: en cuando notes síntomas de enfermedad o cuando los niños estén pasando por un ambiente hostil (como la pandemia por coronavirus o la temporada de gripe).
  • Cómo tomarlos: una semana de cada uno, puedes alternar entre Probiotic Fusion Powder, Be Microbiome, Be Boulardi. En total, con 3 o 4 semanas es suficiente para darle un súper boost a sus defensas. Y puedes repetir este ciclo si tienen algún nuevo síntoma para evitar que caigan en alguna enfermedad. 

Tomarlos con el estómago vacío (antes del desayuno, antes de la comida o antes de la cena).

Puedes conseguir el paquete de PROBIÓTICOS PARA LA FAMILIA aquí. 

  1. INMUNO KIT

Es un combo increíble para las defensas:

  • GLOW
    Vitamina C, que es un excelente alimento para su ejército inmune. Tiene el complejo C completo, pues así es más eficaz, y viene sólo de fuentes naturales. 
  • D-PROTECT
    Esta vitamina D es como darle esteroides a los soldados del sistema inmune. Por eso no hay que usarlo todos los días, es mejor una megadosis al primer síntoma o durante un ambiente difícil. Si el niño ya está enfermo, ayuda a que se recupere mucho más rápido.
  • IMMUNE POWER
    Es una mezcla de hongos silvestres y bayas especial para dar un boost a las defensas. A la primera señal de enfermedad, ¡al rescate!
  • IMMUNE IGG
    Un apoyo maravilloso para el sistema inmune, en especial a nivel gástrico. 

Puedes conseguir el INMUNO KIT aquí. 


Más estrategias para fortalecer defensas:

  • Acupresión en puntos clave, por ejemplo: en el punto medio entre el pulgar y el índice de la mano, o en el huequito de la parte de afuera de la rodilla. Al estimular estos puntos, estimulamos las defensas. 
  • Aceites esenciales: que sean de la mejor calidad. Algunos que sirven para las defensas son: incienso, melaleuca y mirra. 
  • Té de hierbas: preparar infusiones en casa. Por ejemplo, hojas de menta o de eucalipto para temas respiratorios; flores de manzanilla para temas digestivos. 
  • Homeopatía: oscillococcinum, solo durante los días que necesiten el boost de defensas.
  • Desparasitar dos veces al año. Todos en la familia, ¡hasta los animales! Checa aquí nuestro protocolo de desparasitación lunar. (Los bebés solo necesitan desparasitarse si ya comen alimentos sólidos, ya se sientan, etc. Los más chiquitos no lo necesitan.)
  • Suero casero:
    • 3 tz agua de coco natural
    • 1 tz agua
    • 1/3 tz limón
    • ¼ cdta sal de la mejor calidad
    • 1 cda miel de la mejor calidad (para mayores de 1 año)

QUÉ NO HACER

Todo lo que baje las defensas:

  •    Mala higiene del sueño
  •    Ambientes cerrados, sin ventilación
  •    Azúcares
  •    Comida artificial
  •    Electrónicos en exceso y después de que oscurece

¡Todo listo para darle un BOOST a las defensas y dejar de temerle a los virus!

Estamos aquí para ayudarte si quieres apoyo para un caso particular. 

Post a Comment