Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

¿Sabías que apoyar al hígado puede hacer que los síntomas de los problemas de tiroides disminuyan mucho más pronto? ¡Así es! Porque cuando se trata de desintoxicar al cuerpo y contribuir al balance hormonal, el hígado es el maestro. Es responsable de más de 500 funciones y es nuestro principal órgano de desintoxicación, además de que ayuda a convertir la hormona T4 en T3 (la forma activa de la hormona de la tiroides).  Por eso cuando hay una gran cantidad de toxinas acumuladas en el cuerpo, el hígado ya no puede hacer su trabajo. Si una persona con problemas de tiroides no siente mejoría al recibir medicación y nutrientes (o si tiene reacciones adversas), es muy probable que su hígado esté saturado. ¿Cómo limpia toxinas el hígado?  Tiene dos fases. En la primera, algunas toxinas se transforman en otras substancias que son más fáciles de procesar. En la segunda, estas substancias pierden su toxicidad y se vuelven solubles en agua, para ser expulsadas al ir al baño. Estos procesos requieren nutrientes como vitaminas del complejo B, folato, glutatión, flavonoides, magnesio, vitamina C y aminoácidos.  Cuando no tiene estos nutrientes o cuando las toxinas son demasiadas, el hígado no puede hacer su trabajo. Es como si un

Tal vez has escuchado que el estrés está muy relacionado con los problemas de tiroides.  Pero, ¿sabías que tu cuerpo también percibe estrés cada que usas una crema llena de químicos tóxicos o cada que estás en un ambiente con un aromatizante artificial? Estrés físico y emocional Usualmente escuchamos acerca del estrés físico.  Imagina que encuentras a un perro gruñendo y mostrando los colmillos, listo para atacarte. Cuando tu cuerpo percibe el peligro, el cerebro trabaja en conjunto con las glándulas adrenales y la pituitaria (el eje Hipotalámico-Pituitario-Adrenal) para liberar las hormonas del estrés (como el cortisol) y así provocar una serie de cambios en el cuerpo: el corazón se acelera, las pupilas se dilatan, la respiración se agita, la energía aumenta, los músculos se tensan. Así el cuerpo se asegura de que estés listo para correr, defenderte o actuar como sea necesario, velozmente. Está ayudándote a sobrevivir. Estos episodios de estrés físico agudo son normales y podemos manejarlos. El encargado de activar así el cuerpo es nuestro sistema nervioso simpático, mientras que el sistema nervioso parasimpático es el que mantiene un estado corporal de descanso o relajación.  Nuestro objetivo no es estar siempre en estado de descanso, sino que haya equilibrio entre ambos sistemas.  Por ejemplo,

Cuando vas al supermercado… ¿tú eliges tus alimentos o los elige por ti la mercadotecnia? En el supermercado, todo está diseñado para dirigir nuestra atención hacia ciertos productos y así aumentar nuestras compras. Por ejemplo: La panadería está cerca de la entrada, para que su olor estimule el apetitoLos productos más promocionados están al nivel de tu miradaLos productos para niños están a su alcance, en los estantes bajosEn los extremos de los pasillos están los productos que pagaron por ese lugar, con grandes letreros que aparentan descuentosHay música alegre que nos hace comprar más Algunos productos clave están al fondo de la tienda, hay que recorrerla completa para encontrarlosLas tiendas son cada vez más amplias, pues en lugares pequeños pasamos menos tiempo comprandoEn el pasillo para pagar hay dulces y botanas para provocar compras impulsivas, cuando tu mente ya está cansada de tomar decisiones Con todas estas tácticas, ¡claro que se vuelve más difícil elegir alimentos saludables! Aquí te compartimos algunos tips para que seas tú quien tiene el control de tus compras y no la mercadotecnia: Mantente en la periferia, evita los pasillos centrales.En los pasillos del centro están los productos procesados, las latas, los refrescos, las botanas. En cambio, en la periferia están