Información de contacto

Miami

660  Crandon Blvd, Suite 103, Key Biscayne Fl, 33149

+1 305 868 6850

México DF

Arquímedes 145 PB.
Entrada por Hesidio, Polanco. CDMX

+52 55 5281 7040

+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami
+52 (55) 5281 7040
Ciudad de México
+1 (305) 868 68 50
Miami

Datos científicos acerca del covid-19, presentados por Dr. Patricia Restrepo

¿Has estado recibiendo cifras aterradoras acerca del COVID-19?

Este tipo de mensajes alarmistas se difunden todos los días en las redes sociales. 

Sin embargo, si miramos bien la información y los estudios disponibles, encontramos datos alentadores que nos dicen que está en nuestras manos fortalecer nuestro cuerpo desde adentro y así reducir enormemente nuestro riesgo. Estos datos ayudan a quitar el temor injustificado para reemplazarlo por conocimiento y acción. 

Por eso todos los miércoles en la tarde, nuestra fundadora Dr. Patricia Restrepo está compartiendo 15 minutos de datos científicos y tips prácticos en vivo a través de su cuenta de Instagram. 

Aquí reunimos 20 de los datos más destacados que ha compartido.

¿Es tan malo el virus?

  1. Dentro de nuestro organismo hay alrededor de 380 billones de virus, que conforman nuestro viroma humano. (En cambio, nuestra microbiota puede tener alrededor de 38 billones de microorganismos.) Estos virus pueden causar infecciones, pero también contribuyen a nuestra salud.
  2. Un virus no tiene vida propiamente. Para replicarse necesita “secuestrar” una célula y para que tus células sean secuestrables tu sistema inmune debe estar cansado o débil.
  3. Más del 97.5% de las personas que entran en problemas con el COVID-19 tienen el sistema inmune comprometido y tienen mínimo una condición crónica preexistente. Es decir que realmente no fallecen por COVID-19, sino por la salud que tenían antes.
  4. Las personas que tienen diabetes, sobrepeso o hipertensión tienen el doble de riesgo de hospitalización por falta de oxígeno al contagiarse. Para las personas que tienen las 3 condiciones, el riesgo aumenta 16 veces. — En la mayoría de los casos, estas condiciones pueden prevenirse y mejorarse con cambios en el estilo de vida. Cada quien lo decide. 

¿Deficiencia de nutrientes?

  1. En estudios realizados en China se mostró que los pacientes que vivían en regiones donde el suelo tenía deficiencia de nutrientes (en específico selenio) tuvieron 5 veces más mortalidad diagnosticada por COVID-19. Esto quiere decir que es esencial comer alimentos cultivados en suelos ricos en nutrientes, como los alimentos orgánicos. En contraste, las ventas de comida chatarra han aumentado hasta un 30% durante la cuarentena.
  2. Más del 95% de los pacientes que murieron en hospitales tenían vitamina D insuficiente o deficiente. Solo el 4% tenían un nivel óptimo. Aquí te sugerimos algunos parámetros a medir en tu sangre antes de salir de la cuarentena. 

¿Cómo van las cifras?

  1. Los datos más actuales muestran que este virus tiene una mortalidad de menos del 1.6%. El 80% de la población no tendrá síntomas aunque se contagie. Una minoría presentará síntomas, que pueden ser leves o graves dependiendo de cómo esté su sistema inmune. En personas jóvenes la tasa de supervivencia es de más del 99.99%. En personas mayores la tasa es de 98.6%.
  2. Los exámenes para diagnosticar la presencia del virus están dando un alto porcentaje de falsos positivos y falsos negativos; su sensibilidad es de un 66% aproximadamente. Es decir que pueden fallar en diagnosticar una tercera parte de los casos.

¿Tu sistema inmune es más viejo que tú?

  1. Sabemos que la edad avanzada es un factor de riesgo ante el COVID-19. Pero no es la edad cronológica, sino la edad de nuestras células y de nuestro sistema inmune. En este blog te contamos cómo rejuvenecerlo.
  2. La persona promedio tiene 10 años más de edad en sus células que en su pasaporte. Pero hay otros que tienen hasta 50% menos edad a nivel biológico que en su pasaporte. Esto depende en parte de la herencia (alrededor del 20%), pero el otro 80% depende de cómo manejamos nuestro cuerpo.
  3. Qué tan jóvenes o envejecidas están nuestras células está ligado a un factor específico: la longitud de los telómeros, que son los cierres de los cromosomas. Son el secreto para tu juventud celular. Entre más largos, menos envejecimiento y mejores defensas. Los 3 factores que más causan envejecimiento precoz a nivel celular son la inflamación, la oxidación y la deshidratación. 

Todo apunta a lo mismo: la mejor estrategia es fortalecer internamente el cuerpo.

  1. Una persona con relaciones fuertes (que tienen a más de 4 o 6 familiares cercanos con quienes se relacionan constantemente) tienen hasta 400 veces menos probabilidades de contagiarse y de contagiar a otros.
  2. Dormir muy bien es el inmunoregulador natural más efectivo. Una persona que duerme 5 horas por día puede estar 30% más envejecido que una persona que duerme 7 u 8 horas.
  3. El estrés crónico envejece al organismo (y al sistema inmune) porque provoca inflamación, oxidación y deshidratación. 
  1. La grasa abdominal aumenta qué tan rápido envejecemos. La comida sintética es altamente inflamatoria y contiene agresores (como azúcar, grasas vegetales y aditivos) que disminuyen las defensas, envejecen el sistema inmune y provocan que aumente la grasa abdominal.
  2. Practicar el ayuno activa la autofagia, un mecanismo maravilloso de autocorrección, rejuvenecimiento celular y limpieza que solo ocurre cuando el cuerpo no está digiriendo.
  3. Los pensamientos y las emociones afectan el campo electromagnético de las células. Un pensamiento puede cambiar la polaridad de una célula, fortalecerla o debilitarla. Por eso es importante cuidar lo que pensamos, lo que escuchamos, lo que leemos y con quién convivimos. 
  1. Usar aparatos electrónicos en exceso interfiere con la transferencia de electrones que permite a nuestras células tener energía y capacidad de vida, el Ciclo de Krebs, que es una pieza esencial de la respiración celular. 
  1. Estar en movimiento durante el día está ligado con la longitud de los telómeros, con la vitalidad de las células y con la fortaleza del sistema inmune.
  2. Nuestro sistema de defensas se fortalece cuando estamos en contacto con nuestro hábitat natural: necesitamos exposición al sol, oxigenación, hidratación y alimentación de la mejor calidad.

Cada vez está más próximo el final de la cuarentena, cuando saldremos a las calles otra vez. Aunque el aislamiento social, los cubrebocas y el gel antibacterial son estrategias útiles, están enfocadas en la defensa. 

Los datos muestran que lo más importante no es el virus, sino las condiciones de salud o enfermedad en las que estaba el cuerpo cuando el virus llegó. Y esto depende de nuestras decisiones del día a día. ¿Por qué las campañas gubernamentales no están enfocadas en esto?  

Fortalecer nuestro organismo internamente y naturalmente es la estrategia con los resultados más maravillosos que podemos obtener. 

Sigue las transmisiones en vivo de Dr. Patricia Restrepo para conocer los datos científicos y recomendaciones útiles para fortalecerte. 

Si quieres recibir una asesoría personalizada para fortalecer tu cuerpo y tus defensas, escríbenos aquí o revisa nuestros cursos en línea para aprender a conocerte y saber cómo actuar de la mejor forma para sanarte cada día más. 

Post a Comment